Demasiado complejo (Antiguo peces digitales)

Enfermería e Informática… Humanismo y Tecnología

Síndrome del nido

Mini-apunte (o bobo-apunte que dicen algunos).

Dicen que el síndrome del nido es lo que les sucede a las embarazadas unos días antes de dar a luz: se ponen a limpiar la casa, ordenan y lo dejan todo preparado para la llegada del bebé.

Pues no sé si es la primavera o que el embarazado soy yo, pero acabo de ordenar el despacho a base de bien y despachando temas uno detrás de otro para no dejar nada pendiente.

P.D: las predicción es que para el 15 parimos. Y la persona que la ha realizado acertó con Ángel… veremos.

Anuncios

Archivado en: General, , ,

En el nombre de Descartes, Bacon y el espíritu de Newton. Amén.

De la wikipedia:

Descartes (1596-1650) en su obra el Discurso del método define por primera vez unas reglas del método para dirigir bien la razón  y buscar la verdad en las ciencias.

Más de 350 años nos separan de ese momento y,  gracias al método científico, la humanidad ha logrado entender mucho mejor el mundo que le rodea y los mecanismos por el cual se rige. Lástima que eso sólo cubre una pequeña parte de la realidad humana.

Como bien comenta mi buen amigo el pez martillo, la medicina se ha dedicado a “descuartizar” a los pacientes para facilitar el análisis del cuerpo humano y sus mecanismos físicos dejando a un lado la “respuesta humana”. Y que no se me malentienda: es muy importante conocer los mecanismos del cuerpo humano para encontrar formas más eficaces y eficientes para tratar las distintas patologías y afecciones de las personas. Pero la atención del paciente no debería enfocarse únicamente en ese aspecto mecanicista.

Algunos de vosotros ya lo sabéis (y si no, pues ahora sí), pero aparte de mi formación académica reglada (“Vivat Academia, vivant professores” and all that thing) también tengo algo de formación que muchos tildan de pseudociencia: quiromasajista, flores de bach, spagyria… En según qué entornos, la mención de estas palabras, palabrotas para algunos, provoca reacciones de superioridad y expresiones del tipo “eso son magufadas”, “es un engañabobos” y “dame un estudio científico serio que lo corrobore” (sí, a mí también me ha pasado…).

Pues lo siento, no tengo pruebas, no sé cual es el mecanismo de funcionamiento que conduce a la curación: será cuestión de fe, de taquiones o vaya usted a saber. Pero lo que sí sé es que produce una respuesta humana: hay gente a la que sí le funciona. Y ese es uno de los grandes misterios que todavía la ciencia no puede responder.

El problema quizá radica en que los seres humanos somos sistemas demasiado complejos como para ser divididos en subsistemas: harían falta infinitos especialistas para poder realizar conclusiones sobre los seres humanos de certeza absoluta. Aparte está la cuestión de que el todo siempre es mayor que la suma de sus partes…

Es por eso que todos debemos abrir más la mente y aceptar que, aunque no sea científico, hay otras terapias que, junto con una buena práctica médica, pueden lograr respuestas humanas beneficiosas en los pacientes. Que aquí nadie intenta quitar el trabajo a nadie, sólo complementar.

Actualización: aparte del pez martillo, Tona, Sole y Joseba han escrito artículos relacionados con éste. ¡Echadles un buen vistazo!

Archivado en: Enfermería, , ,

Twitter, twitter, follower, twitter

Perfil de Facebook de Daniel Miró Pettican